Evitar fallas en los recubrimientos

Cómo prevenir las principales fallas en los recubrimientos

Aunque los recubrimientos son una maravilla para evitar algunos problemas en casa, las fallas estarán a la orden del día si no se aplican los métodos de prevención adecuados.

Ahora, ¿cuáles son las fallas principales en los recubrimientos y cómo prevenirlas?

Aspectos de la prevención de fallas en recubrimientos

Pero antes, debemos destacar que la mejor forma de proteger los materiales de una cubierta sólida es mediante la aplicación de pintura, ya que tienen varios componentes que permiten prevenir las fallas que mencionaremos a continuación:

Decoloración

La decoloración consiste en una falla muy común que puede prevenirse con recubrimientos donde se apliquen pigmentos resistentes a los rayos ultravioletas (uno de los principales causantes de este problema), y que estén lavados con ácido muriático al 20%.

Ampollamiento

El ampollamiento es causado por múltiples factores como la humedad, el solvente atrapado, el aceite y la contaminación de la superficie con sal.

Para prevenir esta falla debes asegurarte que la superficie sobre la que vas a aplicar la pintura esté totalmente seca, así que tienes que eliminar los residuos de aceite o grasa.

Cuarteaduras

Si no quieres que un recubrimiento no presente cuarteaduras, lo mejor es usar una resina resistente a los rayos del sol y usar pinturas inertes, incluyendo una elevada estabilidad dimensional a fin de disminuir las tensiones superficiales.

Desprendimiento

La manera más efectiva que conocemos para impedir el desprendimiento es eligiendo pinturas compatibles y, que además se adhieran perfectamente entre capas.

Pero… antes de aplicar los pigmentos es imprescindible limpiar la película de base y no exponer la superficie a cubiertas que no sean resistentes antes de cubrir con la pintura de terminación.

Evitar fallas en los recubrimientos con pintura

Cáscara de naranja

Evitar la famosa cáscara de naranja no es muy difícil, solo debes usar el adelgazador sugerido por el fabricante.

Aunque, también es importante tener en cuenta la presión del aire adecuado y ajustar la velocidad de traslado de la pistola de aspersión, así como también considerar la cantidad de overlap y la distancia entre esta herramienta y la superficie.

Falta de poder cubriente

Se trata -nada menos- que de un problema de dilución que podemos evitarlo homogenizando adecuadamente, es decir, aplicando el pigmento del fondo hacia arriba.

Y para estar más seguros, recomendamos emplear un sellador de superficie que permita reducir la absorción.

Caleo

Para impedir la aparición del caleo es importante realizar un recubrimiento resistente a los rayos ultravioletas y, revisar que el sustrato donde se va a aplicar esté en buenas condiciones.

Esta falla es muy común en los recubrimientos delgados y sustratos en los que el polvo se remueve con mucha frecuencia.

Sobrepintado

Se debe a una técnica inadecuada de aplicación o al ajuste incorrecto del equipo de pulverización.

Como debes imaginar, el mejor método para prevenir el sobrepintado es realizar la aplicación del pigmento de forma cuidadosa y regular. Eso sí, tendrás que lijar antes de proseguir con la pintura de terminación.

¿Conoces otros métodos que ayuden a prevenir estas fallas en los recubrimientos? De ser así, te invitamos a compartirlos con nosotros, si no, puedes contactarnos y estaremos encantados de ayudarte.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>