¿Qué es y para qué sirve el microcemento?

A ver… ¿has oído  hablar del microcemento? Lo más seguro es que sí, pero es posible que no sepas mucho acerca de este material decorativo y por ello has llegado hasta este post. J

Lo mejor de todo es que has entrado al sitio web indicado porque te brindaremos información útil acerca del microcemento: ¿qué es?, ¿para qué sirve?,  ¿qué mantenimiento requiere? y mucho más.

¿Qué es el microcemento?

Bien, el microcemento es un revestimiento que está compuesto de una base cementicia a la que se le agregan diversos componentes, entre ellos, áridos ultrafinos, aditivos, polímeros y pigmentos naturales que dan como resultado un material con una adherencia excepcional.

Y es que sí, este material decorativo puede adherirse a casi todas las superficies, desde yeso,  azulejos, morteros, pasando por hormigón, baldosas, cemento hasta metal, pladur y plástico.

Por otro lado, debemos aclarar que durante el proceso de fabricación se le puede dar cualquier tono a este material a través de la combinación de pigmentos.

Pero, la razón por la que muchos decoradores de todo el mundo están usando el microcemento como el material predilecto en sus obras radica en el acabado, la textura y la versatilidad que ofrece.

¿Para qué sirve el microcemento?

El microcemento sirve para hacer revestimientos decorativos con el estilo que quieras, ya sea clásico, moderno o rústico. Por esto es que se dice que este producto es tan versátil, aparte de que se puede adherir a casi cualquier superficie (como ya lo dijimos anteriormente).

Otra cosa que encantan de este material es que no resulta indispensable retirar el revestimiento existente para utilizarlo. De hecho el material viejo puede usarse de base, acción que te permite ahorrar costes de la obra.

Además, este producto decorativo ofrece una gran resistencia al agua y las temperaturas altas.

¿Qué mantener el microcemento?

Algo que siempre preocupa a las personas al momento de aplicar un material de construcción o decorativo es su mantenimiento. En este caso no tienes por qué preocuparte, gracias a que es el proceso es muy sencillo.

La razón por la que su mantenimiento es tan simple es que este material no se mancha, claro, siempre y cuando el proceso de  sellado e impermeabilización se haya realizado de manera adecuada.

Desde luego, sí es importante llevar a cabo un mantenimiento periódico para que el microcemento dure más y tenga una mejor amortización. ¿Cómo? Solo debes limpiarlo con agua y jabón neutro.

Ahora en caso de que el material se haya adherido en el suelo, lo ideal es hacer una renovación de la capa de protección aplicando ceras autobrillo disueltas en agua.

El microcemento vs el cemento alisado, ¿en qué se diferencian?

La primera diferencia entre estos dos materiales de construcción es que el microcemento ofrece un revestimiento de bajo espesor de 2 a 3 milímetros, mientras que el cemento alisado tiene un espesor entre 5 y 7 cm.

Esto significa que el peso estructural del microcemento es inferior al del cemento alisado, que además requiere de juntas de contracción para aplicarlo.

Por otro lado, el microcemento no supone ningún inconveniente si quieres colocarlo de forma vertical u hortizontal.

En resumen, este material decorativo es una de las maravillas del mundo de la construcción.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>