Todo lo que debes saber acerca de la Reparación de Goteras en los tejados

El tejado es como la quinta pared de nuestra casa y es tan importante como las otras cuatro. Incluso, demanda un cuidado y mantenimiento adicional porque está expuesto a las inclemencias climáticas; desde la lluvia hasta el sol, sin mencionar la nieve y el viento. De no prestar atención a esta parte de la vivienda, no pasará mucho tiempo en el que tengamos un techo con goteras, algo que puede provocar la filtración de agua en el inmueble, generando problemas estructurales y de moho. De ahí la importancia  de saber todo acerca de la reparación de goteras en los tejados.

La acción de reparar una gotera en el techo nunca debe tomarse a la ligera. De asumirlo como algo de poca importancia, correremos el riesgo de que aparezcan trastornos más o menos consecuentes dentro de nuestra casa que requerirán un trabajo de mayor escala y, por ende, más costoso.

En  este post queremos enseñarles cómo llevar a cabo una reparación de goteras en los tejados paso a paso, por qué es importante resolver este problema, qué necesitarás y mucho más.   .

¿Por qué es necesario reparar un tejado con goteras?

Un techo con goteras puede deteriorar la estructura de la casa de varias maneras. Primero daña el techo: el agua atraviesa el tejado, afectado el yeso y la pintura de esta parte de la casa.

El yeso se expande y la pintura comienza a desprenderse del tejado. Y no solo esto, esta agua penetra en el interior de la casa y puede dañar algunos de nuestros electrodomésticos, algo muy peligroso porque puede provocar un cortocircuito hasta  un incendio.

Además, el agua que se filtra a través del tejado puede entrar fácilmente en las paredes convirtiéndose en una fuente de filtración y humedad en el hogar. De igual modo, la constante intrusión de líquido también es capaz de provocar desconchados en la pintura, humedad en las paredes,  grietas en el yeso y crecimiento de moho.

En el caso del moho, éste suele propagarse por toda la casa y ocasionar problemas de salud graves como alergias, asma y enfermedades respiratorias.

Por eso y más la reparación de goteras en los tejados es muy importante. Sobre todo si la  infiltración de agua es constante porque puede causar daños permanentes a la integridad estructural de toda la casa, lo que resulta en reparaciones muy costosas.

¿Qué se necesita para la reparación de goteras en los tejados?

Para abrir camino a una solución es necesario identificar la causa que desencadenó la gotera. ¿Cómo? Examinando cuidadosamente el tejado y midiendo la distancia entre la mancha húmeda y las esquinas del techo.

Si la macha es muy oscura recomendamos el uso de una linterna que facilitará mucho la operación. Después resulta indispensable marcar con tiza blanca o adhesivo  las zonas afectadas por las fugas para hacerlas más visibles.

Al llegar este punto, hay que armarse con la equitación pertinente para la reparación de goteras en los tejados. Por lo general, esto es lo que se necesita:

  • Un par de botas de seguridad que mitiguen los golpes.
  • Un andamio de torre con tablas de andamio.
  • Cualquier herramienta que le ayude a extraer las tejas.
gotera tejados

Pasos para reparar un techo que tiene goteras

Ahora que tenemos todas las herramientas para comenzar a trabajar en el tejado, recomendamos  seguir estos pasos:

  • Retira las tejas rotas una a una. Hazlo con mucho cuidado porque podrías correr el riesgo de hacerte daño si la operación no se realiza con la máxima precaución.
  • En ocasiones las tejas son difíciles de quitar porque están fijadas con materiales resistentes que las adhieren fuertemente al techo. En ese caso es imprescindible romperlas para poder quitarlas. La remoción depende del tipo de teja, pero puedes ayudarte con el uso de cuñas de madera.
  • Luego, las baldosas deben dejarse en remojo con agua. Para reposicionarlas en el techo es importante utilizar un material que se conoce como mortero.

Uso de material impermeabilizante: cómo elegir el mejor para el tejado

La reparación de goteras en los tejados no siempre requiere el retiro de las tejas, a veces solo basta con cubrirlas con material impermeabilizante

Este tipo de material varía según el tipo de tejas que recubren el techo y el problema  específicos. A continuación estos son algunos de los materiales impermeabilizantes existentes que se suelen utilizar para reparar goteras en estas superficies:

  • Membranas prefabricadas (pueden ser base de betún polimérico).
  • Membranas autoadhesivas.
  • Impermeabilización líquida.
  • Membranas autoprotegidas y planchas.
  • Laminas impermabilizantes.

¿Debo reparar el tejado con goteras yo mismo?

Si bien es muy tentador ahorrar dinero a la hora de realizar una reparación de goteras en los tejados, siempre es mejor dejar esta tarea en manos de profesionales. Una empresa de servicios especializada evaluará y solucionará cualquier problema de techado porque tiene amplia experiencia en la materia y dispone del equipo pertinente para resolver el problema de manera eficiente y segura.

Conclusiones

Los problemas de tejados con goteras ocurren muy a menudo y por mucho que tratemos de prevenirlos, a veces no podemos evitarlas de ninguna manera. Las razones por las que suele aparecer son variadas y, por lo general, resultan difíciles de diagnosticar. De hecho, normalmente se presentan durante la temporada de invierno a causa de las lluvias y el fuerte viento, aunque en otras ocasiones el problema deriva de la humedad o las infiltraciones.

Sea cuál sea el caso, la reparación de goteras en los tejados es una tarea que requiere del conocimiento y la experiencia de profesionales en techados, como los que contamos en TRC Paint. porque están altamente capacitadas para identificar y abordar este tipo de problema de la mejor manera posible, ofreciendo soluciones eficaces y duraderas.

grieta o fisura

¿Qué ocurre si en mi vivienda aparecen fisuras o grietas? ¿Qué debo hacer?

No es extraño ver la presencia de fisuras o grietas en nuestra vivienda y más si se trata de un inmueble antiguo. Aunque son casi inevitables, tanto en las nuevas construcciones como viejas, las fisuras o las grietas son, en su mayor parte, una consecuencia normal del movimiento natural del suelo sobre las que están erigidas.

Y si bien no todas las grietas son peligrosas es importante vigilarlas y saber qué hacer si la situación empeora. Hay veces en las que estas aberturas representan un problema grave y, por lo tanto, no deben tomarse a la ligera.

Por lo tanto, es importante saber identificar la magnitud del problema para poder aplicar el tratamiento adecuado. En este post os enseñaremos los diferentes tipos de grietas, cuándo debemos alomarnos y qué hacer si aparecen en nuestro hogar.

Grietas y fisuras en la casa: ¿De qué estamos hablando?

Una grieta es una abertura que aparece en la pared, el techo o en el suelo de una vivienda, ya sea en interiores o exteriores.

Como ya lo mencionamos su aparición es casi inevitable; y es que con el tiempo, el suelo se mueve, lo que hace que los cimientos de la casa también se desplacen. Eso sí, en su mayoría son inofensivas, pero en muchos casos pueden resultar peligrosas y todas las grietas y fisuras deben repararse.

No importa si son superficiales y pequeñas, igualmente hay que vigilarlas. Pues, si  una pequeña fisura empeora y se ensancha, no solo puede provocar una importante infiltración de agua, sino también poner en riesgo las instalaciones de la casa.

Causas potenciales de las fisuras y grietas

Sean ligeras o profundas, en interiores o exteriores, e incluso horizontales o verticales, tanto las fisuras como las grietas de las casas pueden tener varios orígenes:

  • Infiltración de agua de lluvia, por lo general, durante días fríos que aumentan el volumen de agua contenida en la fisura y la empeoran.
  • Un shock a causa de una tormenta, un desastre natural o un accidente
  • Una época de gran sequía.
  • Movimiento, deslizamiento o colapso de tierra.
  • Un defecto de construcción.
pared con grieta

Los diferentes tipos de grietas

Existen varios tipos de grietas, desde superficiales hasta severas. Para clasificarlas, conviene medir la amplitud entre sus dos extremos.

Según esta amplitud, existen tres categorías principales de grietas:

  • Microfisuras: Tienen una amplitud inferior a 0,2 mm y son, en su mayor parte, superficiales, por lo que no representan ningún peligro para los cimientos.
  • Finas o leves: Generalmente ocasionadas por golpes o movimientos de los cimientos, tienen una amplitud de entre 0,2 mm y 2 mm. Pueden afectar el revestimiento de la superficie, pero también de los materiales de mampostería: piedras, ladrillos, bloques de brisa, etc.
  • Grietas profundas: Se caracterizan por tener una amplitud superior de 2 cm ancho por lo que deben ser tratadas lo más rápido posible por un profesional. Son capaces de tener graves consecuencias como infiltración de agua y humedad, incluso el colapso del inmueble.

Señales que deberían alarmarte

Hacer un seguimiento de la evolución de las grietas en una pared podría evitar daños graves. Tan pronto como se vuelvan potencialmente peligrosas, se debe hacer el trabajo correcto.

En tanto, recomendamos prestar especial atención en las siguientes circunstancias:

  • Cuando las grietas se extienden o se ensanchan rápidamente y aparecen nuevas con regularidad.
  • Cuando observas problemas de infiltración de agua o humedad.
  • Cuando la casa se deteriora de forma anormal: las baldosas se mueven o se agrietan, ya no están niveladas, el yeso se agrieta y se cae, etc.

 ¿Qué hacer caso de identificar grietas graves en casa?

Siempre que se desconozca la causa, evita sellarla estas aberturas porque igual correrás el riesgo de que reaparezcan unos meses después. En primer lugar, la casa debe estabilizarse para que deje de moverse con las diferentes estaciones del año.

Luego, es importante identificar el origen de las grietas mediante la realización de un estudio de suelos con profesionales en este ámbito.

Si las grietas son causadas por movimientos del suelo y, de acuerdo con el grado que presenten, será necesario planificar un trabajo en los elementos de construcción.

fisura pared

En caso de que las grietas provengan de asentamientos diferenciales, es necesario llevar a cabo un apuntalamiento para fortalecer los cimientos de la casa con el propósito de que se asiente sobre una base sólida.

Conclusiones

Cuando observe grietas en las paredes, el techo o el piso de vuestra casa, lo mejor es que la examines midiéndolas con frecuencia. Si se trata de microfisuras o fisuras leves que no se extienden, puedes solicitar presupuesto a nuestro equipo de profesionales y planificaremos una reparación económica y de altura por el servicio.

Ahora, si estas grietas son más grandes y constituyen un peligro para los cimientos de la vivienda, recomendamos que nos llamen lo antes posible  porque la seguridad tuya y de tu familia podría estar en peligro.

Si percibes los signos mencionados, contacta con nuestro equipo de expertos que se encargarán de analizar las grietas, identificar los riesgos y establecer el tratamiento adecuado. ¿Este es tu caso? Escríbenos.

tipos de cimentaciones superficiales

Tipos de cimentaciones superficiales

¿Quieres descubrir los aspectos básicos del mundo de la construcción? Si es así, es importante que conozcas los distintos tipos de cimentaciones superficiales y para qué sirven.

En primer lugar, aclaremos que las cimentaciones superficiales se refieren a las bases sobre las que se erigen estructuras, pero que se construyen sobre capas superficiales del suelo a poca profundidad. Además, esta profundidad es menor que su ancho.

Por estas características, tal vez pienses que no aportan mucha resistencia, sin embargo, son capaces de soportar las cargas de la estructura gracias a que reparten la fuerza que ésta le transmite mediante sus elementos de apoyo sobre una superficie bastante grande.

¿Cuáles son los tipos de cimentaciones superficiales?

Desde luego, hoy día existen dos  tipos de cimentaciones superficiales: las zapatas y las losas, que abarcan  otras clases de cimentaciones. Vamos a conocerlas a continuación:

Las zapatas: Aisladas, combinadas, corridas y emparrillados

Las zapatas son una clase de fundación directa que reúne uno o múltiples pilares. En caso de que recoja un solo pilar será una zapata aislada, pero si recoge más pilares estaremos ante una zapata combinada.

Una muestra muy común de zapata combinada es la que se conoce como zapata continua o corrida que se caracteriza por contener un grupo de pilares alineados.

Aunque entre los tipos de cimentaciones superficiales también hay una clase mixta que reúne características de las zapatas y las losas. Esta es conocida como el emparrillado de cimentación y está formada de zapatas corridas entrecruzadas en dos direcciones.

Eso sí, las zapatas suelen usarse especialmente en la cimentación de casas y pequeños edificios, incluso en las pilas de puentes.

Dicho esto, analicemos las características principales de las cimentaciones zapatas o directas:

zapatas

Cimentación zapatas aisladas

Se trata de una de las cimentaciones superficiales más aplicadas en el mundo de la construcción, al igual que las losas de cimentación (del que hablaremos más adelante) y, se suele emplear cuando la tensión admisible del terreno es un poco elevada y los asientos son bajos. En otros términos, cuando el terreno de fundación sea competente y firme.

Con el propósito de evitar posibles desplazamientos laterales, las zapatas aisladas se acoplan normalmente con vigas de atado a losas arriostrantes, una ejecución que es muy importante en las estructuras que se levantan en zonas sísmicas.

Cimentación zapatas combinadas

Hay diferentes situaciones en las que suele aplicarse la cimentación de zapatas combinadas:

  1. Cuando la capacidad portante es ligeramente menor como para adoptar zapatas aisladas.
  2. Cuando por la misma colocación de los pilares de la estructura resulta más favorable unir las cimentaciones de múltiples pilares próximos entre sí o, porque las cargas por pilas son tan altas que abre camino a zapatas aisladas muy cercanas o solapadas.
  3. Se suele utilizar también para evitar la formación de asientos diferenciales excesivos en terrenos híbridos, en estructuras con discrepancias de cargas importantes o en pilares que podrían formar enormes extravagancias.

La aplicación de estos tipos de cimentaciones superficiales es muy común para levantar  estribos de puentes, muros o muros de carga.

Cimentación emparrillados y vigas de cimentación

No son más que zapatas corridas, pero que se entrecruzan en malla y ortogonal.  Por lo general, la cimentación de emparrillado se emplea cuando el terreno tiene una alta deformabilidad y  poca capacidad portante.

También cuando muestre rasgos de heterogeneidad que den paso a la formación de asientos diferenciales o totales elevados.

Una característica destacable de este tipo de sistema de cimentación es que permite conseguir una excelente rigidización. Eso sí, su uso no es muy habitual porque su ejecución resulta más cara que una losa de cimentación.

Losas de cimentación

Cuando se habla de los tipos de cimentaciones superficiales, no se puede pasar por alto las losas de cimentación, un tipo de solución continua que se aplica normalmente para disminuir asientos totales y diferenciales en terrenos  heterogéneos o con poca firmeza.

Como verás, sirve para integrar estas heterogeneidades y las sustituye por una distribución irregular de las presiones sobre el terreno. El empleo de este sistema también es esencial cuando la variabilidad de cargas es indispensable entre apoyos próximos.

La losa de cimentación reemplaza a las cimentaciones aisladas o a los emparrillados, en aquellas, situaciones donde la zona cubierta por las cimentaciones supone un porcentaje alto de la superficie de ocupación en planta de la construcción.

Este tipo de cimentación pueden clasificarse en continua y uniforme, aligerada, nervada, tipo cajón, con pedestales o con refuerzo bajo pilares.

losas cimentación

¿Para qué sirven las losas de cimentación?

La losa actúa como una base de apoyo a todos los elementos estructurales y cubrirá la zona disponible. Esto significa que prevé la mínima presión unitaria, pero a lo largo de la cimentación y, por ende, dará lugar a un mayor vástago de tensiones que deberá considerarse en el cálculo de asientos.

Entre los diferentes tipos de cimentaciones superficiales, la losa es otro de los sistemas  que también tienden aplicarse aunque el terreno sea homogéneo y resistente como cuando se construye un sótano con un nivel freático superficial.

En estos casos se debe tener en cuenta la subpresión del agua y los requisitos de estanqueidad.

La utilización de losas de cimentación en edificaciones con sótanos muchas veces permite cimentaciones  compensadas, ya que el peso de las tierras excavadas puede ser superior a la del peso total de la estructura.

Ya que sabes casi todo sobre los tipos de cimentaciones superficiales, hemos llegado al final de este post. Esperamos que te haya resultado muy útil para conocer y entender cuando se emplean, para qué sirven y mucho más.

tipos de Arriostramientos en obra técnica

¿Qué es un Arriostramiento y qué tipos hay en Obra Técnica?

Un arriostramiento es una técnica supletoria que se suele aplicar en el campo de las construcciones para estabilizar y fortalecer la estructura en general, así como para  restringir la traslacionalidad del entramado metálico.

Al ser un sistema secundario muchos piensan que no siempre se utilizan  el sector, pero realmente son esenciales para garantizar estabilidad y rigidez, incluso existen varios tipos de Arriostramientos en obra técnica a los que se recurre según el panorama.

Conoce los tipos de arriostramientos en obra técnica

En el ámbito de la edificación, quizás los más conocidos son los arriostramientos transversales que fungen como una medida para aportar  mayor estabilidad a las estructuras que se valen de soportes diagonales.

Aunque también son esenciales cuando el edificio está erigido en una zona de gran actividad sísmica porque permiten absorber la fuerza que se libera hacia la estructura.

El hecho es que hay diferentes tipos de Arriostramientos en obra técnica y, cada uno se aplica, de acuerdo a múltiples factores asociados con las características del conjunto estructural.

Existen dos modalidades de sistemas de arriostramiento horizontal que se utilizan en levantamiento de estructuras de acero arriostradas de varios pisos: diafragmas y arriostramientos triangulados discretos. Sin embargo, es posible dividir estas técnicas en tres tipos:

  1. Arriostramientos de refuerzo,
  2. Los de esfuerzo de torsión,
  3. De refuerzo del marco en U.

Arriostramiento concéntrico

Cuando se hace referencia a un Arriostramiento concéntrico significa que los extremos de la riostra están conectados al nodo. Con estos sistemas es posible incrementar la rigidez del conjunto estructural y disminuir la deriva lateral.

Y no solo esto, a través de la configuración concéntrica se puede interferir con las características arquitectónicas.

Arriostramiento de balanceo portal

Se conoce como portal al marco que comprende entre un par de cerchas, el cual también tiene la función de transportar las reacciones de una cercha (un lado) de refuerzo lateral a los postes finales de las cerchas y, por consiguiente, a los cimientos. Ese sistema se aplica dependiendo de la capacidad del marco para soportar fuerzas transversales.

Arriostramiento de balanceo portal

Arriostramiento diagonal

Entre los tipos de Arriostramientos en obra técnica el de clase diagonal representa una acción casi que obligatoria en cualquier edificación porque brinda estabilidad lateral e impide el desplome de muros, techos, cubiertas y de otros componentes estructurales.

Arriostramientos de pared

Es útil para proporcionar estabilidad lateral y longitudinal a las estructuras que tienen un armazón de acero. Los arriostramientos de pared destacan por traspasar la tensión de las cargas mediante las paredes de un arriostramiento a otro, además esparcen la carga en cualquier punto.

Todo edificio tiene que ser capaz de resistir cualquier tipo de carga estructural para que no ocurran colapsos inesperados, por esto los arriostramientos de pared son muy utilizados en estos inmuebles.

Arriostramiento excéntrico

Se trata de la aplicación de riostras diagonales colocadas en el plano del marco donde los extremos de la riostra no hacen contacto con los puntos finales de otras partes del marco.

En otras palabras; el propósito de una conexión excéntrica es hacer que una riostra excéntrica aporte fuerzas laterales a otra riostra o una columna vertical mediante una cizalla.

En el ámbito de los tipos de Arriostramientos en obra técnica, este sistema de conexión excéntrica representa el recurso perfecto para conseguir las mejores cualificaciones que le den un valor añadido al currículum de un profesional de la construcción.

Arriostramiento lateral

El arriostramiento lateral se refiere a cualquier pieza en un puente que permita que los lados no se doblen. Desde luego, también impiden que las cuerdas superiores del puente se tuerzan o se deformen.

arriostramiento

Arriostramiento Truss

También conocidos como refuerzos de instalación temporal, los arriostramientos Truss no son más que refuerzos laterales y refuerzos diagonales que se instauran durante el proceso de construcción con el fin de sujetar y mantener los lados en su ubicación correcta.

Es uno de los tipos de Arriostramientos en obra técnica que están destinados a ofrecer resistencia ante las fuerzas de la gravedad, el viento y otras cargas.

Refuerzos estructurales para muros

Son arriostramientos hechos a medida, bien sean de acero, madera transversal o chapa. Para que los refuerzos estructurales para muros garanticen eficiencia es importante distribuir el refuerzo de manera uniforme.

Refuerzo torsional

La clave para distinguir un refuerzo de torsión de una riostra lateral es que la torsión de la sección transversal se restringe directamente. Como ocurre con las vigas gemelas con marco transversal o diafragma entre los miembros.

Conclusiones

Es lógico que los tipos de Arriostramientos en obra técnica solo deben ser aplicados por expertos del mundo de la construcción que cuenten con especializaciones en diferentes disciplinas. Sobre todo en materia de refuerzos estructurales que impidan posibles colapsos de edificios, puentes y estructuras metálicas.

En TRC Paint contamos con un grupo selecto de profesionales que tienen másteres de carácter troncal que, son capaces de garantizar eficiencia y excelentes resultados al momento de realizar acciones de reforzamiento en conjuntos estructurales.

cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021

¿Cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021?

Las lluvias pueden representar un riesgo para cualquier azotea o cubierta plana, ya que de no prestarles atención, es posible que lleguen  a causar daños en su estructura con el paso del tiempo. ¿Por qué? Porque el agua no encuentra salida y se acumula sobre la superficie abriendo camino a posibles fugas y filtraciones.

Por lo general, este tipo de problemas proviene de una impermeabilización desgastada o una mala instalación. Pero, ¿cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021? En este post reunimos varias soluciones eficaces.

Descubre cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021

Existen tres maneras para realizar una impermeabilización integral de tu terraza: con tela asfáltica, con membrana de poliuretano líquido y con láminas de caucho EPDM. Desde luego, cada solución ofrece sus beneficios y desventajas, de acuerdo al tipo de cubierta de inmueble.

No obstante, en TRC Paint explicaremos cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021 empleando cada uno de estos métodos. ¡Toma nota!

proceso de impermeabilización

Impermeabilización con tela asfáltica

Es un método basado en la colocación de láminas bituminosas que están fabricadas con oxiasfalto y fibras de vidrio. Vienen en forma de rollo negro y se van fundiendo con el soporte mientras se va calentando el soplete.

Se trata de una de las formas tradicionales de impermeabilizar terrazas, cubiertas, patios tejados, techos, incluso patios. Sin embargo, parece que ya no es tan eficaz cuando se compara con otros productos más sofisticados que se han lanzado al mercado en los últimos años.

Pero, ¿cómo instalar tela asfáltica impermeabilizante? El primer paso es limpiar completamente la superficie a cubrir, ya sea barriendo o usando una hidrolimpiadora para retirar las piedras que puedan perforar la lámina una vez que pongas los pies sobre ella.

Después se comienza a aplicar el soplete por la cara inferior de la tela, al mismo tiempo que la vas desenrollando y se va soldando al suelo.

De este modo se avanza hasta cubrir la terraza. Hay que procurar extender adecuadamente la lámina impermeabilizante para que no aparezcan bolsas de aire.

Impermeabilización con  membrana de poliuretano líquido

Quien realmente esté interesado en aprender todo sobre cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021, tiene que conocer el método de impermeabilización con membrana de poliuretano, el cual se fundamenta en la aplicación de un revestimiento in situ de poliuretano líquido por todo el suelo o la superficie.

Dicha membrana no es más que un tipo de pintura que se transforma en membrana sólida al momento de secarse. Se caracteriza por ser impermeable y tiene la virtud de ser resistente a los rayos ultravioleta, incluso se utiliza mucho para azoteas transitables.

Ojo, no debemos confundir este producto con las pinturas impermeabilizantes tradicionales que suelen aplicarse en capa fina.

La técnica para colocar la membrana de poliuretano líquido impermeabilizante es la misma que se aplica al pintar una superficie: debes estirarla a lo largo y ancho de la cubierta plana. Igual, no te confíes porque de extender mucho el producto podrías arruinar todo.

Por supuesto, antes de comenzar es importante limpiar el suelo de la terraza, eliminando toda la suciedad existente. Además, hay que cubrir las fisuras y grietas de la azotea con algún producto sellante.

Al estar todo limpio, puedes comenzar a extender el material con un rodillo como si se tratara de una pintura. Se aconseja aplicar una capa protectora, ya que este material suele pincharse con cualquier objeto puntiagudo que ejerza  presión sobre la superficie.

Impermeabilización con  membrana de poliuretano líquido

Impermeabilizar con lámina EPDM

El EPDM es una clase de caucho elástico compuesto de dieno, etileno y propileno, el cual se usa para impermeabilizar terrazas, de hecho suele ser un método muy eficaz. Por lo que se ha convertido en una gran apuesta para las personas más exigentes.

Cualquiera que se esté preguntando cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021, no puede ignorar el uso de la lámina EPDM.

Este tipo de material es como una goma flexible de color negro muy parecido a los cauchos de los coches, pero su grosor es más delgado. En cuanto a su colocación primero hay que asegurarse de limpiar la azotea de manera impecable y verificar que está totalmente seca.

Posteriormente, puedes empezar con la instalación de la membrana de caucho utilizando adhesivo (sí, como verás, no se colocan con soplete). Lo ideal es ir pegando la lámina EPDM en pliegos de cinco metros de ancho para que no aparezcan arrugas en el material.

Ten en cuenta la medida de las tiras, ya que de ser más grandes se formarán arrugas generadas por las pendientes de la azotea que funcionan para evacuar el agua.

Conclusiones

Sea cuál sea el método que elijas para impermeabilizar tu terraza o azotea transitable, es importante contar con ayuda profesional, excepto que seas un experto del sector. A priori, instalar estas láminas parece ser un proceso de lo más sencillo, pero la verdad es que aplicar los pasos inadecuadamente podría hacerte perder tiempo y dinero.

Si quieres recibir una clase magistral sobre cómo se debe impermeabilizar una terraza en 2021, es mejor que te decantes por nuestro servicio. Nuestro equipo de profesionales garantizan un trabajo eficiente e impecable.