Pavimentos de alta resistencia

Pavimentos de alta resistencia: Tipos y ventajas

Una peculiaridad de la que presumen todos los pavimentos de alta resistencia, es que tienen la capacidad de proporcionar un alto grado de fuerza de comprensión. Se erigen, de hecho, como los recubrimientos idóneos para aquellos entornos en los que se realizan movimientos con cargas o materiales ultra pesados.

Todo ello, gracias a que garantizan una altísima resistencia a la presión, lo que ayuda a mantener el suelo en buen estado por mucho tiempo, conservando la imagen de la empresa y reduciendo las posibilidades de accidentes laborales. Se ahorra, además, en gastos alusivos a reparaciones prematuras del suelo y mucho más.

En TRC Paint sabemos que la fuerza de compresión es un componente fundamental en los ambientes industriales donde se fabrica o se labora con maquinaria ultra pesada, sea móvil o estática. Y no solo en estos contextos, también en los que es habitual el tránsito intenso de equipos y personas, lo que significa que también se pueden instalar en entornos comerciales y urbanos.

Los pavimentos de alta resistencia, por tanto, ofrecen prestaciones más sofisticadas que los suelos convencionales, ya que se instalan en ambientes cuyos niveles de exigencia en términos de tránsito y cargas pesadas suele ser muy superior a los normales.

Veamos en este artículo las ventajas que ofrecen este tipo de recubrimientos, cómo se instalan y mucho más.

Pavimentos de alta resistencia

Beneficios de los pavimentos de alta resistencia

Una de las principales ventajas de los pavimentos de alta resistencia, además, de reunir una gran capacidad de fuerza de comprensión, es que son versátiles. Dado que se pueden instalar tanto en interiores como en exteriores.

Es decir, su uso no está destinado de forma exclusiva a espacios en los que se depositen o se trasladen maquinarias ultras pesadas, como aeropuertos, industrias químicas, mercaderías, hoteles y hospitales, también en sitios donde el tránsito de personas es muy alto, por ejemplo, centros comerciales.

Como veréis, hablamos de un tipo de suelo que posee una serie de características muy diferentes a los pavimentos tradicionales. De manera que las ventajas que aportan a estos entornos resultan difíciles de ignorar, incluso, las destacaremos a continuación:

Inversión a largo plazo

Las personas que optan por instalar un suelo con alta resistencia mecánica en sus negocios, siempre resaltan el hecho de las posibilidades que brinda este tipo de pavimento al momento de ahorrar dinero a largo plazo.

Si bien la instalación puede ser costosa, por un buen tiempo, no tendrán que estar gastando en reparaciones por desgastes derivados de la circulación intensa de personas o por el traslado y depósito de maquinaria súper pesada.

Y es que los pavimentos de alta resistencia son garantía de que el suelo no se deteriorará rápidamente, al menos a corto o mediano plazo. De modo que podéis olvidaros por un buen tiempo de invertir en reemplazos o reparaciones, algo que resulta favorable para cualquier empresa.

Eficiencia en entornos de alta exigencia

Ya lo sabéis, los pavimentos que ofrece una resistencia mecánica elevada están pensados para soportar cargas muy, pero muy pesadas, al mismo que tiempo que reducen la aparición de daños asociados con el tránsito intenso de vehículos o personas (en interiores o exteriores).

Por todos estos motivos, los recubrimientos con alto grado de fuerza de comprensión son idóneos en aquellos contextos de carga pesada, como en los siguientes sectores industriales:

  • Distribución y Logística: Almacenes
  • Fabricación de coches: Áreas de Producción
  • Manufacturación: Pasillos de Tráfico

Es importante destacar que la instalación de estos pavimentos no se aconseja para esos ambientes con alta exposición a agresiones químicas, dado que no están pensados para garantizar resistencia al contacto constante con estas sustancias.

Requisitos que deben reunir este tipo de suelo

Toda empresa que se dedique a la fabricación de pavimentos de alta resistencia está en la obligación de presentar pruebas válidas de que su producto se alinea con las demandas contempladas en la normativa. De hecho, debe facilitar los materiales que utilizan para su fabricación con la finalidad de ser examinados en laboratorios independientes, y de esta manera, poder corroborar si se ajusta a los estándares de calidad exigidos.

Para que estos suelos sean acreditados por las unidades de investigación pertinentes, tienen que aglutinar los siguientes requisitos:

  • Su composición debe estar basada en soportes (soleras y forjados) secos, maduros y limpios. Por otro lado, tienen que proporcionar regularidad superficial y presumir de una buena planimetría.
  • Aportar la resistencia a comprensión adecuada de acuerdo al uso que se le quiera dar al pavimento.
  • Cuando se requiera, se debe impermeabilizar cumpliendo siempre con las premisas contempladas por la normativa.
  • Es indispensable configurar, diseñar y ejecutar la capa de regularización con un mortero que cuente con un grosor no inferior a 20 mm.
  • Si la capa supera los 45 mm, resulta clave agregar un mallazo de distribución de cargas, incluso, en el tercio medio del mortero.
  • En caso de grosores inferiores a 20 mm de espesor es necesario utilizar morteros industriales indicados para esta utilidad, por supuesto, que aporten una excelente resistencia a la compresión.
  • Otra premisa fundamental es que la capa de regularización debe estar interrumpida a la altura de las juntas de movimiento.
  • Resulta indispensable el empleo de un puente de unión para garantizar la unión adecuada entre la nueva capa de regularización.
  • Tiene que presumir de características planas en la capa de regularización y pavimento cerámico, con niveles de tolerancias que no superen a 2 mm medidas con maestra de 2 m.
  • Por último, las juntas de colocación deben poseer un grosor mínimo de 3 mm.

Claves para la instalación de pavimentos con alta resistencia mecánica

Los pavimentos de alta resistencia mecánica se instalan a través de la realización de una capa delgada, a la que se le añaden adhesivos cementosos del tipo C 2 S1 ó C 2 S, incluyendo baldosas de porosidad abierta inferior al 3%. Todo este procedimiento se hace con junta abierta de al menos 3 mm.

Es importante seguir al pie de la letra las instrucciones de instalación proporcionadas por el fabricante, así como el rango de temperatura recomendada para la preparación y aplicación del material de agarre. También se debe tener en cuenta que:

  • Se desaconseja llevar a cabo la colocación del pavimento con el soporte a una temperatura superior a los 30 °C, pero que tampoco sea inferior a los 5 °C.
  • La instalación no se puede realizar cuando se presentan vientos fuertes o secos, y tampoco cuando los rayos del sol hagan contacto directo con el suelo.
  • Resulta primordial hacer una comprobación de la capacidad de humedad del adhesivo cada metro cuadrado. Si la superficie mojada por adhesivo en el reverso de la baldosa es menor al 75%, se recomienda quitar el adhesivo de la baldosa y del soporte de colocación, posteriormente se tendrá que aplicar el adhesivo fresco.
  • Finalmente, luego de transcurrir el periodo de tiempo indicado en las instrucciones del fabricante, se procede a limpiar exhaustivamente las juntas de instalación, sin olvidar la baldosa, por supuesto.
Pavimentos de alta resistencia

Conclusiones

Es un hecho, las prestaciones avanzadas que ofrecen los pavimentos de alta resistencia hacen que la instalación de este tipo de recubrimiento sea indispensable en entornos industriales y comerciales en los que impera el tránsito excesivo de personas y se realicen movimientos con cargas ultra pesadas. La razón es sencilla; estos suelos están diseñados para soportar toda esta actividad, garantizando muchísimos años de uso, sin presentar desgastes ni deterioros de manera precoz.

Ojo, dado a las características especiales que reúnen estos pavimentos, la instalación no es para nada sencilla, de hecho, esta es una tarea que solo puede ser realizada por expertos con extensos conocimientos en la materia. Por el contrario, los resultados no serán los deseados y la necesidad de reemplazar el suelo será más pronto de lo que se esperaba.

En TRC Paint somos especialistas en la instalación de pavimentos de alta resistencia y disponemos de una dilatada experiencia en el campo. De manera que nos erigimos como un gran acierto para llevar a cabo este proceso con un alto nivel de eficiencia y calidad.

¿Cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking?

¿Cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking?

Un error muy común de muchas pymes es que, con el curso de los años, pasan por alto el estado de sus aparcamientos. En cambio, las que ya entendieron el valor de hacerle el mantenimiento adecuado a estos espacios, no escatiman en preguntar a los especialistas en la materia sobre cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking.

Curiosamente, esta no es una interrogante que se pueda responder de manera precisa. Porque, una rehabilitación de parking se realiza conforme a las necesidades de la empresa, el estado de sus instalaciones, incluyendo la temporada.

Referente a este último aspecto, algunas acciones de mantenimiento y rehabilitación de parking como el sellado de grietas, es mejor llevarlas a cabo en óptimas condiciones climáticas (sea verano o primavera), mientras que otras operaciones como el sellado de grietas en épocas no tan agradables (otoño e invierno). Eso sí, el rayado se puede emplear durante cualquier estación del año, sin problema alguno.

Como veréis, saber cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking no es algo que podamos responder con exactitud. Sobre todo porque hay que ir detallando cómo responde la estructura del lugar ante las inclemencias meteorológicas. En este artículo, sin embargo, explicaremos algunas acciones que se deben realizar periódicamente.

cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking

¿Cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking?

Hacerse una idea acerca de cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking puede ser de muchísima utilidad para mantener este espacio saludable y ofrecer un aparcamiento seguro. Puede parecer algo de poca importancia, pero la preservación de este lugar podría ser clave para retener clientes y socios.

De manera que creemos fundamental compartir algunas operaciones de rehabilitación de parking que se deben aplicar cada cierto tiempo. Veamos cuáles son:

Sellado de pavimento

Consiste en una mulsión de asfalto, agua y agregados que se expande sobre el pavimento a través del uso de una escobilla de goma o un rociador. Es importante destacar que el sellado de pavimento se realiza para ofrecer una mayor duración al parking, protegiéndolo ante el contacto con aceites, agua y rayos UV, y para darle un aspecto más agradable al suelo

La pregunta es ¿cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking realizando el sellado de pavimento? En caso de que hayáis aplicado una capa de asfalto recientemente, lo mejor es que pasen unos 6 meses antes de aplicar la primera capa de sellador.

Si, por el contrario, queréis realizar un mantenimiento continuo, recomendamos realizar el sellado cada 2-3 años.

Rayado

Que el parking de vuestra empresa presuma de franjas o líneas visibles denota que vuestra organización hace hincapié en los detalles y se preocupa por la seguridad de las personas. Y es que delinear las zonas de tránsito y de aparcado de vehículo evita confusiones y posibles colisiones dentro de este espacio.

Algo tan simple como un rayado podría añadirle un plus a vuestra empresa para concretar un negocio. Mayormente, se aconseja remarcar estas franjas de señalización cada 2-3 años, sin embargo, es posible que empiecen a desaparecer antes, por lo que habría que trabajar en trazar las líneas a la mayor brevedad posible.

Relleno de grietas

Es muy común que el pavimento de un parking se agriete; y es que la combinación de rayos solares, con agua, aceite y la circulación constante de vehículos, tarde o temprano, abran paso a la aparición de este problema.

Los rayos UV, por ejemplo, afectan muchísimo los aparcamientos al aire libre, tornado el asfalto más quebradizo, lo que forma grietas muy pequeñas. Mientras que el agua de la lluvia hace su parte metiéndose por estas aberturas. Es aquí cuando inicia el proceso de erosión lo que suele originar la formación de baches. Ojo, el movimiento de la tierra, el tráfico, las reparaciones y las construcciones defectuosas también influyen.

Cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking implica determinar los momentos es lo que son necesarios aplicar un sellado de grietas. Esta operación, por tanto, se debería llevar a cabo en lo que comiencen a aparecer, por el contrario, la erosión y los daños podrían agravarse, lo que podría traducirse en una mayor inversión.

Plazas de aparcamiento

La renovación de las plazas de aparcamiento de manera periódica es fundamental en este tipo de espacios. Sobre todo porque actúan como barreras de seguridad en caso de que el parking esté emplazado cerca de una pendiente, aunque también evitan que se susciten posibles contactos entre los “guardabarros” de los vehículos.

Quien se pregunte cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking, debe considerar que los cambios de los bloques de aparcamiento tienen que incluirse en esta operación en general. Ello, supone hacer los reemplazos a la medida que se vayan deteriorando para evitar posibles accidentes.

cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking

Conclusiones

Es un hecho, el mantenimiento regular y la rehabilitación periódica son los pilares para conservar un parking en buenas condiciones. De este modo, se logra retrasar al máximo deterioros que son muy comunes y derivan principalmente de elementos externos.

Un aparcamiento con grietas y baches no solo repercute negativamente en la imagen de una empresa, también expone a los empleados, clientes y partners a ciertos riesgos y peligros.

En fin, tener conocimientos sobre cada cuánto tiempo se debe rehabilitar un parking no es un asunto que atiende solo la necesidad de una empresa de proyectar una buena imagen, más allá de ello, responde a su responsabilidad de incrementar la seguridad para garantizar la protección de quienes ingresen al lugar

Reparación de Fisuras y Grietas en pavimentos de Hormigón

Reparación de Fisuras y Grietas en pavimentos de Hormigón

La reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón es una operación que muchas veces suele aplicarse con carácter de urgencia. Ya que de no tratarse a tiempo, podrían suponer posibles derrumbes o la necesidad de reconstruir el suelo en su totalidad.

Generalmente, la aparición de fisuras y grietas en este tipo de superficies derivan de varias causas: defectos en la construcción, solera con espesor demasiado fino para aguantar peso, exceso de tensión en el hormigón, pésimo drenaje, subterráneos con poca capacidad para aguantar peso y la ausencia de fibras específicas para detener el resquebrajamiento de la solera.

El hecho es que la reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón supone un trabajo de alta exigencia que se debe llevar a cabo de forma eficaz y precisa. La finalidad de este post es desentrañar información alusiva a este tipo de solución que pretende rescatar la funcionalidad del suelo.

La importancia de reparar las fisuras y grietas en pavimentos

Los pavimentos de hormigón constituyen los suelos de los edificios, por lo que requieren de un tratamiento individualizado para evitar que se estropeen y se obtenga una superficie atractiva, limpia y fácil de mantener.

Un suelo roto en fábricas o naves, pueden llegar a comprometer la salud de las personas que hacen vida en estos espacios. Aunque las grietas y resquebrajamientos son más perjudiciales que las fisuras en términos de seguridad, dado que hacen más frágil el pavimento con una estabilidad que no es la más óptima.

De hecho, si circulan constantemente maquinarias (pesadas) o vehículos sobre los agujeros, estas grietas formarán agujeros grandes, haciendo que se desate más polvo y generará mayores costes de reparación. Por no mencionar también que la maquinaria también se puede ver afectada por el estado de estado del suelo, incluyendo los productos que se transporten.

Cómo realizar la reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón

Reparación de Fisuras y Grietas en pavimentos de Hormigón

Todo proceso de reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón demanda, primeramente, una evaluación de las condiciones de la superficie. Eso sí, el sellado de fisuras suele ser un labor más superficial y que no requiere tanto tiempo ni tanto gasto.

A continuación presentamos los pasos para sellar fisuras y grietas de manera correcta en un suelo de hormigón:

  • Después de la comprobar el estado del pavimento, hay que fresarlo y realizarle una limpieza profunda.
  • Seguidamente se aplica una capa de mortero adherente, un material que destaca por ser 100% impermeable.
  • Es necesario utilizar algún sellante a base de poliureas, con el propósito de conseguir cierta flexibilidad en la zona. Las poliureas no son más que polímeros sintéticos producto de la combinación de una diamina y un diisocianato, consiguiendo un resultado parecido al poliuretano.
  • Si se trata de suelos muy viejos, uno de los recursos más empleados en materia de reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón, son las juntas de dilatación.
  • En los suelos que poseen juntas de dilatación, las áreas que comienzan a deteriorarse, normalmente, son las colindantes a las propias juntas. Además, se detecta abrasión y con el curso de los años una apertura del suelo. Cuando esto ocurre hay que actuar rápido para que las grietas no empeoren la superficie y hagan que su rehabilitación se torne imposible.

Roturas de gran magnitud en entornos industriales

En los entornos de actividad industrial las superficies a veces no suelen presentar simples resquebrajamientos o grietas, también pueden verse roturas de gran magnitud. Un proceso más complejo que la reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón.

Sin embargo, para evitar que el suelo llegue a ese estado, resulta indispensable reparar rápidamente las fisuras y grietas. Es muy común, incluso, que los profesionales del sector, se vean en la necesidad de hacer reparaciones en zonas que ya han sido tratadas (inadecuadamente) por empresas no han ofrecido la solución correcta.

Es por ello que en TRC Paint nos dedicamos a la reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón de manera personalizada, evaluando primeramente cómo se ha generado el problema y empleando los materiales de mayor calidad durante el proceso.

Reparación de Fisuras y Grietas en pavimentos de Hormigón

Conclusiones

Después de todo, la reparación de fisuras y grietas en pavimentos de hormigón es una operación destinada a profesionales en la materia, para garantizar eficiencia y seguridad. Ya sea que se trate de grietas que aparecen en la propia junta de dilatación o pequeñas socavones que pueden producirse por distintos motivos.

Nuestro equipo de especialistas de TRC Paint ofrece tratamientos a todo tipo de pavimento industrial de manera personalizada, utilizando los métodos y técnicas pertinentes según cada caso. Por ello, nos aseguraremos de preguntaros cuáles son las necesidades que ha de cubrir el pavimento y analizaremos las dimensiones de los desperfectos.

En definitiva, la personalización profesional de este tipo de reparaciones es la mejor apuesta para solventar el problema, ya que se realizarán  operaciones únicas y necesarias en aras de que el suelo gane estabilidad, agarre y resistencia.

¿Cómo Nivelar un Suelo para que quede liso?

¿Cómo Nivelar un Suelo para que quede liso?

Nivelar un suelo para que quede liso aporta una serie de bondades asociadas con la seguridad, la estética y la durabilidad de los muebles del hogar. Un suelo desnivelado, de hecho, incrementa el riesgo de que las personas sufran tropiezos y caídas, independientemente de que su grado de inclinación casi no se note. No es extraño que uno de los principales causantes de caídas en personas mayores sea un terreno desnivelado.

Hay áreas de algunas casas que por tener un suelo desnivelado se inhabilitan por el peligro que representan para niños y ancianos. Caso contrario ocurre cuando la superficie está totalmente nivelada, porque las personas pueden circular con plena fluidez por cualquier rincón de la casa.

El hecho es que un suelo desnivelado demanda la aplicación de algún tipo de recubrimiento. Eso sí, nivelar un suelo para que quede liso no supone una obra complicada y tampoco se requiere de un gran presupuesto para realizar este trabajo. Que sea una actividad relativamente sencilla, sin embargo, no significa que no deberíamos dejar esta tarea en manos de profesionales. En este profundizaremos más sobre el tema.

Nivelar suelo

Te contamos cómo nivelar un suelo para que quede liso

Existe una serie de pasos a seguir si deseáis nivelar un suelo para que quede liso. En primer lugar, se debe rebajar el exceso de desnivel, sino habría que usar una gran cantidad de mortero, lo que sin duda, implicaría una inversión mayor y una carga superior en la estructura. Esto último a veces ocasiona inconvenientes en algunas casas.

En esos casos en los que el desnivel no es tan pronunciado, es posible emplear una pasta niveladora para suelo o mortero autonivelante. Se trata de un producto elaborado principalmente para llevar a cabo este tipo de obras.

Las herramientas que se necesitan para realizar al trabajo son:

  • Agua
  • Un nivel láser
  • Listones de madera
  • Una cinta métrica
  • Un taladro eléctrico con varilla mezcladora
  • Tiras de poliestireno.
  • Una pistola para aplicar silicona
  • Un cortante

Procedimiento a seguir

Nivelar un suelo para que quede liso requiere de un procedimiento que, a pesar de no ser complicado no es algo que puede realizar cualquier persona. Veamos los pasos a seguir:

  • Detectar hacían donde va el desnivel

El primer paso es poner el nivel láser en el centro del suelo a nivelar. Conviene destacar que estos dispositivos suelen funcionar a 360 grados, por lo que en cada una de las paredes veremos una línea de luz roja que actuará como indicador del nivel.

Nuestro papel será medir con la cinta métrica desde el suelo hasta la línea de luz. La pared que presente la medida mayor es la que indicará donde está la inclinación.

  • Limpiar el suelo a nivelar

Una vez se sepa hacia qué lado está el desnivel, no significa que debamos ponernos manos a la obra con el mortero. Es primordial limpiar la superficie para que la mezcla pueda adherirse adecuadamente al suelo. Además, hay que eliminar las protuberancias y tratar de dejar la superficie lo más lisa posible.

De igual modo, tenemos que rellenar los agujeros más grandes con cemento y dejar que se seque. Ahora, el suelo se puede limpiar usando un aspirador para hacer que el procedimiento sea más rápido.

  • Cubrir los umbrales de las puertas

En caso de que queramos nivelar un suelo para colocar baldosas u otra clase de revestimiento, resulta clave delimitar el espacio. De manera que podemos usar unos listones de madera para cubrir los umbrales de las puertas, así evitamos que el mortero se desborde hacia otras zonas de la casa.

Como es lógico, hay que colocar la madera a presión para incrementar la capacidad de contención de los listones.

  • Colocar juntas de dilatación

Antes de preparar la mezcla, existe otra acción que se ha de realizar cuando se quiere nivelar un suelo para que quede liso: colocar unas juntas de dilatación. ¿Por qué? Porque el mortero autonivelante es un producto que dilata y contrae. Para llevar a cabo este proceso, podemos usar tiras de poliestireno y adhesivo de montaje. De ser necesario también se pueden integrar zócalos en esta zona.

  • Preparar la mezcla

El mortero autonivelante no demanda mucho trabajo al momento de mezclarlo, basta fusionarlo con agua y estará listo para su aplicación. Sin embargo, es muy importante seguir las indicaciones de fabricante en relación a la cantidad de agua y el material. Generalmente esta mezcla es más acuosa que un mortero de cemento.

Por supuesto, la cantidad de la mezcla a preparar será proporcional al desnivel del suelo, de manera que lo idóneo es ir preparando el material por partes para que no nos sobre ni nos falte.

  • Aplicación

La aplicación del mortero es la parte más importante al momento de nivelar un suelo para que quede liso. Hay que empezar por verter el producto en la superficie por la parte donde está la inclinación, incluso, para que la mezcla se adhiera adecuadamente podemos usar una escobilla. Esta acción hará que el propio mortero vaya encontrando la nivelación y eliminando las posibles burbujas. Finalmente, debemos dejar secar el material y retirar las juntas de dilatación.

Nivelar suelo para que quede liso

Conclusiones

Al final, nivelar un suelo para que quede liso representa una forma de darle una mejor estética a nuestro hogar y evitar posibles caídas. Y si bien es una obra relativamente sencilla y económica, no hay que olvidar algunos pasos importantes como la limpieza de la superficie desnivelada y colocar las juntas de dilatación.

Pasar por alto el mínimo detalle tendrá una repercusión negativa en el resultado final, de manera que lo mejor es dejar esta labor en manos de especialistas en la materia. De este modo, garantizaréis una buena estética de la superficie y una mayor fluidez en el tránsito de la casa.

¿Cuáles son las Resinas Plásticas más utilizadas?

¿Cuáles son las Resinas Plásticas más utilizadas?

Todos en casa tenemos objetos elaborados total o parcialmente de resinas plásticas como vasos, cubiertos desechables y envases de botella, pero también teclados de ordenadores y otros artículos. ¿Por qué se usan tanto? Simple; hablamos de materiales de extrema ligereza, gran facilidad de elaboración y de considerable poder aislante térmico, acústico, mecánico y eléctrico.

También aportan una excelente resistencia química y a la tracción, así como a los agentes atmosféricos y a la corrosión, incluyendo al ataque de mohos y bacterias. Las resinas plásticas son materiales sintéticos que se obtienen a través de un proceso conocido como fisuración que consiste en el calentamiento de hidrocarburos. Son deformables y pueden moldearse a voluntad para elaborar diferentes clases de plástico.

Existen varios tipos de resinas, ¿pero cuáles son las utilizadas actualmente? En este artículo no solo los mencionaremos, sino que profundizaremos en las especificaciones de cada material en detalle, enumerando sus particularidades y campo de uso.

Los tipos de resinas plásticas más empleadas

Suelo resinas plásticas

Las resinas plásticas no corresponden a un solo material, representan toda una familia de materiales que tienen como propósito crear diferentes tipos de plásticos. He aquí los que más se suelen utilizar en la industria y están presentes en los hogares:

Polietileno

Consiste en una resina obtenida por polimerización del etileno. Pertenece a la familia de las resinas poliolefínicas y se erige como el plástico más utilizado en el mundo, de hecho, se usa para la fabricación de muchos productos como envases transparentes, botellas y bolsas de la compra.

Usualmente se encuentran en forma de película de PET y se pueden convertir en fibras sintéticas u objetos elásticos. Podemos decir que es una de las resinas plásticas más empleadas por las empresas y se dividen en tres tipologías:

  • Polietileno de Alta Densidad (HDPE): Ofrece alta resistencia al impacto y es ampliamente utilizado para tuberías de agua, tuberías de gas, recipientes para líquidos y polvos (por ejemplo, detergentes, cosméticos, etc.).
  • Polietileno de baja densidad (PEBD): Pese a su ligereza y gran sensibilidad al calor, destaca por aportar un alto grado de resistencia a los agentes químicos y está dotado de un buen aislamiento eléctrico. Se utiliza principalmente para fabricar bolsas, embalajes, películas para uso alimentario, etc.
  • Polietileno de ultra alto peso molecular (UHMWPE): Se caracteriza por su alta resistencia a la abrasión, resiliencia y bajo coeficiente de fricción por deslizamiento. Es muy empleado en la industria del cemento, para tuberías de energía eléctrica y revestimientos antideslizantes.

Poliestireno (PS)

Es una resina sintética dura producida por polimerización de estireno. Se utiliza en fábricas que realizan utensilios y recipientes de cocina. Es decir, vasos de plástico, platos desechables, bandejas de cocina y mucho más.

Mezclado con otros polímeros, estas resinas plásticas se vuelven más fuertes, por lo que se usan para la construcción de materiales aislantes, envases o recipientes para alimentos, como cartones de huevos y platos desechables. Conviene destacar que los productos de poliestireno reciclado se convierten en aislamiento de espuma.

Polipropileno (PP)

Se produce por polimerización del propileno. Pertenece al linaje de las resinas poliolefínicas y se utiliza para la producción de muchos productos de plástico que suelen ser más flexibles, más ligeros y más resistentes al calor.

El polipropileno se tiende a hilar por fusión, mientras que su fibra se utiliza en la fabricación de alfombras de tapicería. Aunque también se puede emplear para fabricar cuerdas o tejidos desechables para uso médico.

Hablar de las resinas plásticas hechas de polipropileno es hacer referencia a un material muy resistente al calor, así como a los productos químicos y además ofrece un buen grado de aislamiento eléctrico. De hecho, es considerado el plástico más duro, gracias por a su elevada carga de rotura, su baja densidad y a su resistencia térmica y a la abrasión.

Cloruro de polivinilo (PVC)

El cloruro de polivinilo es uno de los plásticos más utilizados en el mundo y se obtiene a partir de la polimerización del monómero cloruro de vinilo. Su popularidad ha crecido, dado a sus propiedades mecánicas, por tanto, se utiliza para ventanas, juguetes, contenedores, canalones…

En su composición podemos encontrar carbono e hidrogeno en forma de etileno, procedente del petróleo o gas y cloro. Además, la resina virgen se combina con algunos aditivos para conseguir las propiedades pertinentes, como textura, transparencia, flexibilidad y color. Los tipos de PVC más usados son:

  • PVC Suspensión-rígido: Se utiliza para tuberías y accesorios, partes de electrométricos, ordenadores, tarjetas bancarias, elementos para construcción, empaques, envases y objetos de artes gráficas.
  • PVC Suspensión-flexible: Suelen usarse para elaborar membranas orientadas a la impermeabilización de superficies, aislantes para cables conductores y dispositivos de uso médico (bolsas para sangre, suero y suelas para zapatos).
  • PVC Emulsión: Juega más un papel ornamental en interiores, ya que es empleado para fabricar cueros para muebles, calzado y juguetes.

Poliamidas (PA)

Son la mayor familia de plásticos técnicos cuyo uso es muy amplio. Tienen buena resistencia química incluso a altas temperaturas. Las poliamidas suelen ser muy resistentes al desgaste, no son inflamables y se utilizan mucho en ropa deportiva y ropa interior, incluyendo para la producción de engranajes y televisores.

Destacan también por ser impermeables a los gases y resistentes al calor, por lo que son adecuadas para el envasado de alimentos. Es importante añadir que es una de las primeras resinas sintéticas que se descubrieron.

Otras resinas plásticas muy usadas:

  • Policarbonato (PC)
  • Acrilonitrilo Butadieno Estireno (ABS)
  • Polietilenterftalato (PET)
  • Nylon
  • Acetatos
  • Estireno Acrilonitrilo (SAN)
Tipos de Resinas Plásticas

Conclusiones

Como veréis, las resinas plásticas han inundado las empresas, los hogares y los supermercados. Y a pesar de que son materiales que no existen en la naturaleza, son de muchísima utilidad para fabricar plásticos de uso esencial en nuestro día a día; desde zapatos, ropa hasta ordenadores, tarjetas bancarias y mucho más.

Eso sí, actualmente en los sectores que más se utilizan estos materiales son el embalaje, diversos tipos de objetos y la construcción.