grieta o fisura

¿Qué ocurre si en mi vivienda aparecen fisuras o grietas? ¿Qué debo hacer?

No es extraño ver la presencia de fisuras o grietas en nuestra vivienda y más si se trata de un inmueble antiguo. Aunque son casi inevitables, tanto en las nuevas construcciones como viejas, las fisuras o las grietas son, en su mayor parte, una consecuencia normal del movimiento natural del suelo sobre las que están erigidas.

Y si bien no todas las grietas son peligrosas es importante vigilarlas y saber qué hacer si la situación empeora. Hay veces en las que estas aberturas representan un problema grave y, por lo tanto, no deben tomarse a la ligera.

Por lo tanto, es importante saber identificar la magnitud del problema para poder aplicar el tratamiento adecuado. En este post os enseñaremos los diferentes tipos de grietas, cuándo debemos alomarnos y qué hacer si aparecen en nuestro hogar.

Grietas y fisuras en la casa: ¿De qué estamos hablando?

Una grieta es una abertura que aparece en la pared, el techo o en el suelo de una vivienda, ya sea en interiores o exteriores.

Como ya lo mencionamos su aparición es casi inevitable; y es que con el tiempo, el suelo se mueve, lo que hace que los cimientos de la casa también se desplacen. Eso sí, en su mayoría son inofensivas, pero en muchos casos pueden resultar peligrosas y todas las grietas y fisuras deben repararse.

No importa si son superficiales y pequeñas, igualmente hay que vigilarlas. Pues, si  una pequeña fisura empeora y se ensancha, no solo puede provocar una importante infiltración de agua, sino también poner en riesgo las instalaciones de la casa.

Causas potenciales de las fisuras y grietas

Sean ligeras o profundas, en interiores o exteriores, e incluso horizontales o verticales, tanto las fisuras como las grietas de las casas pueden tener varios orígenes:

  • Infiltración de agua de lluvia, por lo general, durante días fríos que aumentan el volumen de agua contenida en la fisura y la empeoran.
  • Un shock a causa de una tormenta, un desastre natural o un accidente
  • Una época de gran sequía.
  • Movimiento, deslizamiento o colapso de tierra.
  • Un defecto de construcción.
pared con grieta

Los diferentes tipos de grietas

Existen varios tipos de grietas, desde superficiales hasta severas. Para clasificarlas, conviene medir la amplitud entre sus dos extremos.

Según esta amplitud, existen tres categorías principales de grietas:

  • Microfisuras: Tienen una amplitud inferior a 0,2 mm y son, en su mayor parte, superficiales, por lo que no representan ningún peligro para los cimientos.
  • Finas o leves: Generalmente ocasionadas por golpes o movimientos de los cimientos, tienen una amplitud de entre 0,2 mm y 2 mm. Pueden afectar el revestimiento de la superficie, pero también de los materiales de mampostería: piedras, ladrillos, bloques de brisa, etc.
  • Grietas profundas: Se caracterizan por tener una amplitud superior de 2 cm ancho por lo que deben ser tratadas lo más rápido posible por un profesional. Son capaces de tener graves consecuencias como infiltración de agua y humedad, incluso el colapso del inmueble.

Señales que deberían alarmarte

Hacer un seguimiento de la evolución de las grietas en una pared podría evitar daños graves. Tan pronto como se vuelvan potencialmente peligrosas, se debe hacer el trabajo correcto.

En tanto, recomendamos prestar especial atención en las siguientes circunstancias:

  • Cuando las grietas se extienden o se ensanchan rápidamente y aparecen nuevas con regularidad.
  • Cuando observas problemas de infiltración de agua o humedad.
  • Cuando la casa se deteriora de forma anormal: las baldosas se mueven o se agrietan, ya no están niveladas, el yeso se agrieta y se cae, etc.

 ¿Qué hacer caso de identificar grietas graves en casa?

Siempre que se desconozca la causa, evita sellarla estas aberturas porque igual correrás el riesgo de que reaparezcan unos meses después. En primer lugar, la casa debe estabilizarse para que deje de moverse con las diferentes estaciones del año.

Luego, es importante identificar el origen de las grietas mediante la realización de un estudio de suelos con profesionales en este ámbito.

Si las grietas son causadas por movimientos del suelo y, de acuerdo con el grado que presenten, será necesario planificar un trabajo en los elementos de construcción.

fisura pared

En caso de que las grietas provengan de asentamientos diferenciales, es necesario llevar a cabo un apuntalamiento para fortalecer los cimientos de la casa con el propósito de que se asiente sobre una base sólida.

Conclusiones

Cuando observe grietas en las paredes, el techo o el piso de vuestra casa, lo mejor es que la examines midiéndolas con frecuencia. Si se trata de microfisuras o fisuras leves que no se extienden, puedes solicitar presupuesto a nuestro equipo de profesionales y planificaremos una reparación económica y de altura por el servicio.

Ahora, si estas grietas son más grandes y constituyen un peligro para los cimientos de la vivienda, recomendamos que nos llamen lo antes posible  porque la seguridad tuya y de tu familia podría estar en peligro.

Si percibes los signos mencionados, contacta con nuestro equipo de expertos que se encargarán de analizar las grietas, identificar los riesgos y establecer el tratamiento adecuado. ¿Este es tu caso? Escríbenos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *