Rehabilitación de edificios históricos

¿Cuál es el momento perfecto para rehabilitar la fachada?

El alza en la factura de energía eléctrica ha hecho que tanto las empresas como las comunidades de vecinos consideren la opción de rehabilitar técnicamente sus edificios. Ahora, ¿cuándo es el momento indicando para rehabilitar las fachadas? ¡Te contamos!

Lo primero que debes saber es que desde el 2006 la Ley ordena obligatoriamente la rehabilitación de los edificios que no cuenten con algunos requisitos, pero la verdad es que si la construcción tiene más de 20 años hay que hacer la rehabilitación térmica sí o sí.

A continuación vamos a conocer más detalles sobre cuál es el momento perfecto para reformar la fachada.

La rehabilitación de los edificios es mejor que la construcción

¿Qué se contempla en la Ley?

Como ya lo dijimos, a partir del 2006 la normativa dictaminó que  es de carácter obligatorio aislar los edificios que no reúnan ciertas características.

De manera que el aislamiento térmico será estrictamente necesario para las reformas que afecten a más del 25% del total de los cerramientos de la edificación que tenga una superficie  útil  y que supere los mil metros cuadrados.

¿A quién puedes pedir ayuda para rehabilitar?

La respuesta es sí; en  las comunidades autónomas es posible solicitar algunas ayudas para llevar a cabo la rehabilitación de la fachada del edificio.

Pero… para sacarle provecho a estas ayudas es importante que se cumplan una serie de requisitos. Por este motivo recomendamos recurrir a las oficinas de atención al ciudadano para que te suministren toda la información pertinente.

En algunas ciudades como Barcelona, el periodo de tiempo para emitir la solicitud de ayudas termina el 31 de diciembre de cada año.

¿Es posible aislar la fachada por cuenta propia?

Bueno, mientras transcurre el tiempo para que aprueben las subvenciones o mientras la comunidad de vecinos llega a un acuerdo para aprobar el presupuesto, puedes ir ejecutar algunas acciones por ti mismo.

¿Cuáles son? Ir reparando las goteras y las tuberías, así como cambiar las ventanas viejas por unas más modernas que aíslen de manera adecuada o que cuenten con doble acristalamiento y marcos eficientes energéticamente hablando.

El resultado final no solo se traducirá en ahorro de energía, sino que la entrada de ruido exterior también se reducirá. ¡Esto es una buena noticia!

¿Cuál es la mejor solución?

Si la empresa o la comunidad realmente quiere una solución eficiente lo mejor es que opten por una fachada ventilada, ya que este tipo de obra ofrece un mayor aislamiento energético y acústico.

¿Por qué? Primero; porque está conformada por una capa aislante que se fija a la fachada ya existente y, segundo; porque también incluye una hoja protectora que crea una cámara por donde el aire circula.

Bien, toda esta composición de las fachadas ventiladas hace que esta solución represente un ahorro energético 40% superior en relación a las fachadas convencionales.

Ya te hemos compartido información relevante sobre la rehabilitación de fachadas en edificios, así que nos queda decirte que el mejor momento para hacer la reforma es ahora.

Sí, ¡ahora!, ¿qué esperan?, si el edificio no cuenta con los requisitos establecidos por la Ley no hay razón para darles más vueltas al asunto. Y no solo por cumplir con la normativa, también disfrutarán de una estancia más agradable.  🙂

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *