Impermeabilización de cubiertas: Tipos y soluciones

Impermeabilización de cubiertas: Tipos y soluciones

La impermeabilización de cubiertas consiste en un sistema de protección que contrarresta aquellos agentes externos que dañan este tipo de superficies como los rayos del sol, el viento, el hielo, etc.

Incluso, se dice que cerca del 25% de las humedades se concentran en las cubiertas, por lo que la humedad es uno de los principales problemas que presentan estas superficies.

Ahora, si quieres saber más sobre la impermeabilización de cubiertas, los diferentes tipos y sus posibles soluciones, no tienes que ir a otra parte, solo sigue leyendo este artículo.

 

Tipos de cubiertas

Los tipos de cubiertas se clasifican de acuerdo a su forma, acabado, uso y su constitución. ¿Qué te parece si los explicamos? Veamos:

  • Según su forma: nos referimos a las cubiertas inclinadas, planas, de faldones curvos o planos, de simple curvatura o de curvatura.
  • De acuerdo a su acabado: podrías ser cubiertas por piezas, paneles o láminas continuas.
  • Conforme a su uso: abarcan desde las cubiertas transitables, pasando por las no transitables hasta las ajardinadas.
  • Según su constitución: se clasifican en cubiertas heterogéneas (multicapa) y las homogéneas (monocapa).

Factores que dañan las cubiertas y soluciones

Factores que dañan las cubiertas y soluciones

 El viento

Al principio mencionamos que la acción del viento puede dañar las cubiertas, pero ¿qué tipo de daños?  Bien, pueden abarcar desde desgarres hasta el desprendimiento de las piezas o las láminas.

Para solucionar estos problemas es imprescindible implementar un sistema de fijación en relación a su exposición al viento. Eso sí, sin que repriman la dilatación natural de los materiales.

Viento y nieve

Igualmente es posible que se generen múltiples roturas derivadas de la acción combinada entre la nieve y el viento, como por ejemplo; roturas por exceso de carga y láminas heladas rotas.

En estas situaciones, la solución es contar con aislantes térmicos o disponer de algunos elementos equipados con resistencias eléctricas.

Rayos del sol

La exposición a los rayos del sol también resulta dañina para las cubiertas, ya que pueden producir la descomposición de los materiales o inconvenientes por dilatación térmica.

¿Cómo solucionar este problema? Lo más prudente es que hagas una barrera continua con emulsiones de base asfáltica o apliques pinturas que protejan los materiales de la acción directa del sol.

Agentes contaminantes

Aunque no los mencionamos al principio, los agentes contaminantes son otros de los causantes de deterioros en las cubiertas.

Y adivina que, en muchas ocasiones llegan a generar daños tan severos en el sistema de impermeabilización que a veces no existe solución posible, excepto su reemplazo total.

Así que lo mejor es prevenir el ataque de estos agentes, evitando la acumulación de suciedad o agua estancada. Esto podría lograrse con la implementación de un sistema de impermeabilización de lámina vista.

¿Qué hay de los fallos humanos? 

Es verdad que las cubiertas siempre están propensas a sufrir daños por las acciones de los diferentes agentes externos, pero los fallos en la fase del proyecto o el mal empleo de la solución técnica podrían causar algunos problemas.

Uno de los inconvenientes más comunes por errores humanos es la filtración de agua en sitios específicos.

Materiales y mantenimiento

También hay que tener en cuenta la calidad de los materiales utilizados en la impermeabilización de cubiertas y la falta de mantenimiento.

Recordemos que estos sistemas pueden irse deteriorando con el curso del tiempo y, si no se les realiza mantenimiento o se reparan en su momento es posible que se deba hacer una sustitución exhaustiva.

Tipos de cubiertas

Ya hemos llegado al final del artículo, esperamos que haya sido de mucha utilidad para ti y hayas podido aprender más sobre la impermeabilización de cubiertas con sus respectivos tipos y soluciones. Para cualquier duda o consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Nos leemos pronto!

Maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas

Maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas

Aunque el otoño propiamente dicho haya tardado en llegar, ya está aquí; Y es una época del año que se caracteriza por el frío y la lluvia. Si tienes una vivienda con azotea o terraza en la parte superior, lo mejor que puedes hacer es impermeabilizarla tu mismo o contratar a una empresa especialista en trabajos de impermeabilización, aunque vivas en una zona en la que las lluvias no sean demasiado frecuentes; nunca sabes cuándo pueden sorprenderte.

Veamos cuáles son las maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas.

¿Cómo impermeabilizar la azotea de tu vivienda?

¡Te lo contamos todo a continuación!

Adquirir el producto impermeabilizante

Lo primero es comprar el propio producto aislante, para lo cual debes tener en cuenta una serie de aspectos.

En primer lugar, es importante que sea resistente a los cambios de temperatura; se va a quedar fijo, así que debe aguantar tanto el frío del invierno como el calor del verano.

En segundo lugar, tienes que asegurarte de que es un producto para exterior, es decir, especial para aguantar la agresividad de los agentes externos.ç

producto impermeabilizante para aislar tejados

Y, en tercer y último lugar, verifica que es resistente 100% al agua. Suena algo extraño pero es importante pues muchos productos de baja calidad realmente no recubren del todo. Si quieres hacer una buena impermeabilización de techos, también debes seguir unos pasos concretos.

Detectar por dónde se filtra el agua y reparar las grietas

Si estás pensando en impermeabilizar la azotea quizá es porque otros años te has encontrado con humedades en los techos de tu vivienda.

Pues bien, lo primero es recordar dónde se daban esas humedades y localizar en la terraza o en la azotea los puntos. Luego, una vez detectadas estas zonas por donde se filtra el agua, revisa de forma exhaustiva las baldosas del suelo para ver si hay alguna grieta que esté dando lugar a esa filtración del agua.

Una vez localices las grietas en el suelo de la terraza o de la azotea, lo que debes hacer es repararlas. Para ello, simplemente tienes que aplicar masilla en las zonas afectadas -siempre que estén secas, claro-. Para extenderla y apretarla para que penetre en las grietas, lo mejor es que utilices una espátula. Luego, deja que se seque.

Claro que si las grietas son muy grandes quizá te compense más sustituir esas baldosas. Para ello, lo primero es retirar las baldosas antiguas que estén afectadas con sumo cuidado. Luego, limpia el hueco que han dejado para eliminar la suciedad. A continuación, aplica mortero con una paleta para rellenar el hueco y coloca las baldosas.

Aplicar el producto impermeabilizante

Lo más recomendable para evitar cualquier tipo de filtración de agua en la vivienda es apostar por un producto aislante que cree una película transparente en el suelo de la terraza o la azotea. Es totalmente invisible a la vista y evita que el agua penetre en el interior.

impermeabilización de tejados para quitar las humedades y aislar lluvias

Para extenderlo, puedes utilizar el rodillo para las superficies planas y la brocha para las uniones entre el suelo y la pared, así como en las esquinas. Seguramente necesites aplicar dos o tres capas de producto, siguiendo siempre las indicaciones del fabricante.

Como puedes comprobar, impermeabilizar la azotea para proteger tu vivienda de las lluvias es algo muy sencillo; merece la pena para evitar sorpresas innecesarias.

Si bien, nuestro mejor consejo es que contactes siempre con un profesional, al menos para recibir asesoramiento. Las impermeabilizaciones son un tema serio y con resultados que pueden resultar catastróficos si no se realizan profesionalmente.