Características del hormigón pulido

Hormigón pulido: ¿Qué és y para qué se utiliza?

El sector de la pavimentación industrial no es, desde luego, el que más investiga y avanza si nos comparamos con muchos otros. Sin embargo, sí hemos podido comprobar que durante las últimas décadas se han mejorado algunos materiales así como también se han perfeccionado ciertas técnicas de obra. En este caso, queremos presentar el hormigón pulido, qué es y para qué se utiliza.

¿Qué es el hormigón pulido y para qué sirve?

 El hormigón pulido es una mezcla de microcemento y polvo acrílico de alto rendimiento.

 En función de la composición y otros factores, se obtendrán acabados diferentes. Entre ellos se incluye la textura, por supuesto, pudiendo crear superficies lisas, texturizadas o en contraste. El color no es una limitación, pues se pueden conseguir muchísimos. Esto hace que se pueda sopesar como una opción de revestimiento para todos los estilos, desde el más clásico hasta el de los hogares de vanguardia.

 Se trata de un suelo con excelentes propiedades como la adherencia, la transpirabilidad o la resistencia mecánica.

 El mejor supuesto de aplicación es en un suelo de tierra sobre el que se va a construir, utilizándose una gran cantidad de material para lograr una considerable capa de revestimiento, de entre los 5 y los 7 centímetros con posibilidad de embrutecerlo o pulirlo, según necesidad. Sin embargo, este no es el más habitual. Su uso es adecuado para muchas superficies tanto de interior como de exterior incluyendo cocinas, terrazas, murales, encimeras… Es uno de los materiales principales para cubrir suelo de baldosa, un servicio que está en tendencia.

¿En qué se diferencia de otros materiales de pavimentación?

 Por su descripción es posible que te hayan venido a la cabeza opciones como el hormigón impreso, el betón ciré o el microcemento. Esto es algo común pues, en ocasiones, suelen confundirse.

 En relación con el microcemento, no se trata más que de un compuesto que incluye este material con un añadido como es el polvo acrílico. Además de este evidente punto, nos encontramos con que el microcemento sólo es adecuado para interiores y, sinceramente, su durabilidad, aun sin exposición externa, es muy inferior.

 El hormigón pulido también puede resultar similar al betón ciré. Sin embargo, este último tiene una composición que incluye tapa poros, cera, barniz y áridos por lo que realmente y en este punto, no se parecen demasiado. El espesor utilizado es mínimo, de 3 o 4 milímetros, muy diferente al del hormigón pulido. Si se parecen en que incluyen juntas de dilatación cada cierta distancia.

 Por otro lado, tenemos el hormigón impreso. En este caso la materia prima es la misma. Sin embargo, en lugar de darle un acabado pulido lo que se hace es estampar una plancha o sello con un diseño cuando todavía está húmero para que el acabado sea de textura con el dibujo o patrón escogido.

 Finalmente, indicar que estos tres tipos de pavimento son estéticos, por lo que se pueden utilizar como pavimentos decorativos, mientras que el hormigón pulido, a pesar de mejorar este aspecto poco a poco, no se considera como tal.

proceso de pavimentación con hormigón pulido

Y hasta aquí el post de hormigón pulido, qué es y cuáles son sus usos principales. Como siempre puedes contactar con nosotros para resolver cualquier tipo de pregunta o duda que puedas tener. ¡un saludo y hasta la próxima!

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>