cómo reparar el suelo del parking

Cómo reparar el suelo del parking

Los suelos de parking suelen presentar problemas que resultan difíciles de prever, sobre todo cuando se trata de una aplicación de hormigón que ha tenido deficiencias en su preparación o en su instalación.

En este post vas a conocer cómo reparar el suelo del parking ante los problemas que suelen presentar, pero primero queremos hablar acerca del error más común al momento de aplicar hormigón en este tipo de superficies.

Cero agua para retrasar el secado

Sí, como lo lees, el error más usual es añadir agua para retrasar el secado. Esta acción hace que el suelo pierda la dureza inicial que le proporcionó el amasador del hormigón.

Aunque es normal que se lleven a cabo estas actuaciones cuando la aplicación se realiza con temperaturas extremas o el paño es mucho mayor de lo que se creía y el técnico decide rehumedecerlo.

Lo más engañoso de esta acción es que un primer instante la aplicación el suelo no presenta ningún inconveniente, mostrándose “buenos” resultados, pero con el curso de las semanas empieza a gestarse un proceso de degradación prematuro.

¿A qué nos referimos? Pues se empieza a liberar polvo excesivamente y mientras más pasa el tiempo el grado de degradación aumenta y comienza a percibirse visualmente.

Aprende a reparar el suelo del parking

Hay varias formas de reparar el suelo que empieza a degradarse, algunos métodos son más exigentes y severos ya que demandan su levantamiento para aplicar correctamente la capa, sin alterar la mezcla.

Pero, sinceramente no es necesario ser tan drástico, puedes optar por utilizar un conjunto de imprimación para reparar el suelo como Masilla Epoxi y Pintura de Poliuretano a fin de impedir el retiro del hormigón actual y obtener buenos resultados.

A continuación veamos los pasos a seguir para reparar el suelo del parking con este método:

Paso 1

Como la debilidad del hormigón ha causado la aparición de suciedad y polvo, primero hay que limpiar la superficie a fondo, ya sea utilizando una aspiradora industrial o barriendo.

Paso 2

Una vez hayas limpiado el suelo completamente se aplica la imprimación para que actúe en profundidad y permita fortalecer el hormigón para que obtenga un nivel de fijación aceptable.

Ojo, debes tener cuidado de no saturar el poro porque el resultado podría ser desfavorable en términos de adherencia al momento de aplicar la Pintura de Poliuretano.

Por nada del mundo apliques la imprimación sobre una superficie poco porosa o de manera excesiva. Al aplicar el producto podrás solidificar el soporte.

Paso 3

Para tratar el problema directamente, se utiliza masilla a fin de rellenar el hueco dejado por el hormigón. Eso sí, debe ser una masilla tixotrópica para que una vez que se combine con su catalizador adquiera una solidez mayor a la del hormigón.

Paso 4

Posiblemente sea suficiente con la masilla tixotrópica, pero para estar seguros de que el problema no se volverá a presentar en el suelo es necesario aplicar varias capas de Pintura de Poliuretano más el Catalizador.

También puedes añadir cargas de sílice para que la superficie adopte la textura de una rampa antideslizante, la cual resulta bastante favorable en áreas donde circulen vehículos.

Todas estas técnicas que permiten reparar el suelo del garaje las aplicamos en nuestro servicio de rehabilitación de parkings.

Por lo tanto, así es cómo se repara el suelo del parking sin utilizar maquinaria pesada y sin generar suciedad o escombros. Si aun tenéis alguna duda al respecto, podéis contactar con nosotros.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *