Las mejores formas de reforzar la viga de una estructura

Existen varias formas de reforzar la viga de una estructura al momento de hacer una rehabilitación de tu vivienda. Quizá el método que se viene en la mente de un inexperto en la materia es cambiar el material del que está fabricado la viga; y es obvio, una que esté hecha de madera no es tan sólida y resistente como una de acero, por ejemplo.

Sin embargo, esta no es una solución viable en la mayoría de los casos. Por esta razón, explicaremos  5 técnicas que serán de mucha utilidad a la hora de querer reforzar una viga en un proceso de rehabilitación: algunas son más eficientes y costosas que otras, pero todas tienen el mismo objetivo: reforzar, reforzar y reforzar.

5 formas de reforzar la viga de una estructura

Antes de comenzar a explicar cada una de las formas de reforzar la viga de una estructura, queremos adelantar que la mayoría de estos métodos demandan la aplicación adecuada de técnicas de adherencia entre el refuerzo y el elemento estructural.

Para ello, necesitarás dos cosas: primero; elegir el adhesivo correcto y, segundo; colocarlo de manera eficiente,  por el contrario, el resultado no será el más óptimo. Ya descubrirás por qué.

  1. Refuerzo con láminas

Si el problema es causado por una deficiencia en la capacidad a flexión de la estructura, existe una solución bastante sencilla y rápida: el refuerzo con láminas.

Se trata de un sistema que potenciará externamente nuestro elemento. Cada lámina adherida actuará como una armadura que protegerá la estructura y neutralizará cualquier deformación que la viga no puede afrontar por sí sola.

Este método suele emplearse normalmente con láminas metálicas, pero últimamente los ingenieros están usando fibra de carbono porque garantiza mejores resultados. La principal ventaja del refuerzo con láminas es la inmediatez con la que se puede aplicar.

Aunque si hay algo que puede complicar todo es que esta solución demanda la adherencia perfecta de las láminas con la viga para que sea efectiva. Nuestro consejo para asegurar buenos resultados es acudir a resinas epoxídicas especiales.

  1. Recrecido de la sección

El refuerzo basado en la técnica de recrecido de la sección destaca por añadir mucha resistencia, de hecho puede soportar cargas mayores a la de la estructura original.

Es una solución barata y rápida,  por lo que si estás buscando formas de reforzar la viga de una estructura está es una opción muy atractiva, sin embargo, no siempre es físicamente posible.

Por lo general, se recurre al recrecido de la sección por problemas ocasionados por  insuficiencia de cuantía de acero calculada en el proyecto o puesta en obra. A muchos les encanta este sistema porque permite incorporar armadura a flexión, pero su instalación podría suponer todo un culebrón.

Y es que requiere el acondicionamiento de la superficie de adherencia y una adecuada soldadura de la nueva armadura a los cercos que ya existen. ¿Te decimos la verdad? No es un proceso apto para principiantes.

  1. Refuerzo con perfiles metálicos

Es una técnica un poco costosa, pero su nivel de eficiencia es muy superior al de otras soluciones como el refuerzo con láminas y el recrecido de la sección. El refuerzo con perfiles metálicos aporta una protección y resistencia de mayor envergadura.

La manera de aplicar este tipo de refuerzo no es muy diferente a las soluciones anteriores, ya que incluir nuevos perfiles metálicos a una viga de hormigón también exige una adherencia altamente eficiente para que su ensambladura sea sólida, incluso deberás usar resinas epoxídicas especiales.

Cuando se trata de formas de reforzar la viga de una estructura, esta técnica es una de las más versátiles; pues en caso de que la viga a reforzar tenga sección en T, tendrás la posibilidad de añadir una celosía metálica que mantenga las alas.

Refuerzo metálico realizado por nuestros trabajdores.

  1. Pretensado exterior

Colocar una armadura pretenseada exterior es un método bastante efectivo al momento de reforzar una viga porque logra dotarla de una ligera curvatura que es indispensable para enfrentar flexiones excesivas.

Algo que aprecian los ingenieros de esta solución es que no requiere el uso de materiales  adherentes, de modo que su aplicación es más eficiente. Pero, hay dos detalles: el coste del pretensado exterior es alto y su nivel de dificultad respecto a su operación también es alto.

Y no es para menos, estamos hablando de la opción perfecta para reforzar grandes vigas de puentes porque en éstas es donde se suelen suscitar las solicitaciones más elevadas.

  1. Cambio del esquema estructural

Para terminar con nuestra lista de las diferentes formas de reforzar la viga de una estructura, no podía faltar la alternativa de cambiar el esquema estructural, aunque normalmente es imposible aplicarlo.

Por supuesto, esta técnica tiene un propósito: reducir los momentos flectores actuantes en el área que se pretende rehabilitar, obteniendo una menor solicitación. Un punto a “favor” de este sistema es que soluciona abruptamente una falla de cálculo en un proyecto.

Y como imaginarás, cambiar todo el esquema estructural supone más gastos porque su naturaleza es enfrentar dificultades que requieren mayor inversión de dinero.

En tanto, si existe una posibilidad de poner en marcha esta técnica, hay tres maneras diferentes de cambiar la viga de manera estructural:

  • Reduciendo las luces existentes con el empleo de jabalcones para generar voladizos (cantiléver).
  • A través de la eliminación de cargas permanentes que se realiza con un fresado del recubrimiento superior.
  • Cambiando el esquema estático. Se puede aplicar en puentes con posibilidad de eliminarlas, adquiriendo un tablero continuo o porticado.

Ahora que conoces las formas de reforzar la viga de una estructura, seguramente te estás preguntando cuál va mejor en tu caso. Recomendamos que te pongas en contacto con nuestro equipo para brindarte una asesoría de altura y ofrecerte una solución viable y eficiente.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *